SITE SLOGAN

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Inicio Noticias CGP En los medios Reforma policial: lo que falta

Reforma policial: lo que falta

Pablo-fernandez-400x253Caracas 23 de Jul./ Prensa El Universal.- Hoy la tarea pendiente es ardua: consolidar el nuevo modelo para hacerlo irreversible.

En el año 2006 el presidente Hugo Chávez, consciente de la necesaria transformación de las instituciones policiales heredadas, crea la Comisión Nacional para la Reforma Policial (Conarepol) en un claro impulso por comprender qué ocurría en la profundidad de la institución policial, darle un piso sustentable de conocimiento científico a las nuevas políticas policiales y definir en base a ello y a una amplia consulta con el Pueblo la dimensión político-ideológica que debe guiar a una policía para el socialismo, así como los estándares de prestación del servicio y la profesionalización de los funcionarios responsables del mismo, en los niveles operativos, de supervisión y estratégicos.



Desde aquella fecha y en un periplo lleno de dificultades, contradicciones y resistencias, se avanzó en la caracterización de la policía y en la construcción del marco normativo necesario (por primera vez se genera derecho policial en Venezuela), así como en la conceptualización de un nuevo modelo policial, acorde a los tiempos, desafíos y sobre todo principios guías en una sociedad encaminada al socialismo democrático. Modelo este que se basa en valores como lo son la justicia social, el respeto a los derechos humanos, la igualdad de género, el reconocimiento de la diversidad e interculturalidad, la participación ciudadana, la prestación de servicios de calidad y con pertinencia, la formación integral en el marco de la profesionalización de la carrera policial, así como la vinculación con los planes de desarrollo nacional y la cooperación internacional. 

Estos principios, que resultan de la coherencia vinculante entre un modelo de país y las instituciones que deben existir en él, se convierten en factor imprescindible para contrarrestar enfoques o antimodelos ya experimentados pero de ardua resistencia, fundados en una mentalidad altamente corporativista, represiva, desvirtuadora de la labor policial y profundamente agresiva frente a cualquier acción de control formal interno o externo. Primitivismo el de ese modelo reaccionario que a lo largo de no menos de un siglo marcó la existencia de las policías venezolanas, cobrando mayor fuerza (y por ende letalidad) a partir de finales de los años sesenta, con los consabidos saldos de víctimas, abusos e impunidad.

Hoy la tarea pendiente es ardua: consolidar el nuevo modelo para hacerlo irreversible y por ende desterrar viejas prácticas y vicios recurrentes; aportar una supervisión y asistencia técnica oportuna y pertinente a cada cuerpo policial para que las adaptaciones necesarias sean hechas con la mayor rigurosidad y certeza posible; expandir la formación policial a todo el territorio nacional a través del despliegue de la Universidad de la Seguridad (UNES), pionera en esta materia en Venezuela y en buena parte del mundo; confrontar con mucha voluntad política y capacidad de ejecución las malas prácticas policiales, la corrupción y las desviaciones corporativistas, fortaleciendo especialmente los servicios esenciales de patrullaje inteligente y de policía comunal para acercar la policía al pueblo. 

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 


patriasegura

 

 

 
banner homologacion


Plan de Conviovencia 180x250pxbanner a toda vida03
banner unes

 

color:silver;